Porto de Sanabria ofrece naves a ganaderos y artesanos en el polígono industrial

El alcalde consultará con la Junta la situación del suelo de cara a la posibilidad de ceder espacios para los emprendedores

El alcalde de Porto, Francisco Blanco Corrales, informó en la última sesión plenaria que consultará con la Junta de Castilla y León la situación en que se encuentra el suelo del polígono para la construcción de naves, preferentemente ganaderas o apícolas. “La idea es que los ganaderos, artesanos o productores de miel, tengan una pequeña nave” así respondió el alcalde a preguntas de la concejala de la oposición, Guadalupe Carracedo Carracedo. Precisar que todo el término municipal de Porto está incluido dentro del Parque Natural del Lago de Sanabria y Sierras Segundera y de Porto.

En relación a otro de los proyectos, la creación de una residencia para los mayores, aunque “tenemos dinero para hacerla” hay que seguir la tramitación de todo el proceso. Este tema también se planteó en el turno de preguntas del grupo Popular. Tras informar del fin de vigencia del convenio sobre la encomienda de gestión y declaración de los edificios en ruina, suscrito con la Diputación Provincial. La consecuencia es que “hay muchos pajares en ruina” que pueden originar problemas. El Ayuntamiento “no tiene un perito que determine los que están en ruina”. La comunicación del cese del convenio se comunicó a la secretaría el pasado 23 de octubre.

 

Blanco reconoció que “quedamos desamparados” al no poder tramitar los expedientes. El acuerdo adoptado es iniciar los trámites “para solicitar un nuevo convenio”. La propuesta fue aprobada por unanimidad de los cinco concejales. La concejala del PP, Guadalupe Carracedo Carracedo, hizo la matización que se especifiquen los edificios que entran en el convenio “porque no entran todos”.

El Ayuntamiento de la Alta Sanabria tendrá que pagar una multa de 1.500 euros por el impago del IVA correspondiente al coto de caza, además de caducado el plan cinegético.

La alcaldía también ha sido multada con un total de 330 euros por los vertidos al río desde la caseta de los aseos públicos, obligados ahora a pagar la multa y “tenemos abierto un expediente de regularización”. En ambos casos, el alcalde responsabilizó a la Alcaldía anterior. En el caso de los vertidos, la exalcaldesa respondió que “salía más barata la multa que legalizar” que eran 440 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.